Niños que conviven con animales

415728

Numerosos estudios demuestran que los niños que conviven con animales de compañía ven reforzado su desarrollo cognitivo, socioemocional e incluso físico ya que los niños con una mascota suelen practicar más deporte

 

Los beneficios que aporta una animal o mascota a los niños son muy numerosos. Además de los que afectan a la salud, según un estudio realizado por la Journal of the American Medical Association, los menores que conviven con animales co o perros o gatos tienen un 50% menos de probabilidades de padecer algún tipo de alergia ya que desarrollan un sistema inmunológico más fuerte.

 

Nestle-Purina en colaboración con el veterinario Roger Catalán Bravo, ha publicado un estudio en el que detalla las ventajas que para los niños tiene la convivencia con animales domésticos. Estas radican, fundamentalmente, en que aprenden poco a poco a asumir pequeñas responsabilidades, además son un estímulo a la hora de salir a pasear y un motivo de distracción y juego, alternativo a los videojuegos. Pero lo importante, aún así, es no perder de vista que el la mascota no es un juguete.

 

Si habéis decidido que la mascota es para tu hijo has de tener en cuenta su edad. Hasta los 4 años no será capaz de responsabilizarse de ella y seguramente, al poco de tenerla, se canse de ella ya que concebirá a su mascota como un juguete. A partir de los 4 años lo ideal es tener un animal que requiera pocas atenciones, como un pez o una tortuga pequeña. Aún así tendrás que estar encima de tu hijo para recordarle cuándo ha de comer, beber su mascota pero ya puedes pedirle que se encargue de ello. sería muy positivo que fuera el propio niño quien se hiciera cargo de ello.

 

A partir de los 6 años ya podría encargarse de cuidar, con ayuda, a un perro de raza pequeña. Si el animal es de jaula, como un hámster o una tortuga, ya podéis los dos juntos limpiar la jaula. Es importante que tus hijos se mentalicen de que hay que sacar a pasear al perro y, sobre todo, de que no es un juguete.

 

Y al final ¿quién lo cuida?

 

A partir de los 8 años de edad los niños pueden responsabilizarse de muchos de los cuidados que un animal necesita, siempre, claro está, bajo la supervisión de un adulto. Lo fundamental es que la responsabilidad se divida entre todos los miembros de la familia. Podéis enumerar las tareas que vuestra mascota necesita y dividirlas entre todos.

 

Antes de comprar o adoptar un animal hay que valorar si realmente podemos atenderlo con las condiciones necesarias: si cabe o no en nuestra casa, si necesita salir a la calle y no disponemos de tiempo, si sabemos si necesita cuidados o atenciones especiales, etc. A veces los niños tienen muchas ganas de tener un animal pero no entra dentro de las posibilidades de una familia. En ese caso hay que hacerle entender al niño que la mascota no es un juguete si no un animal que necesita ciertas condiciones.

 

Si no podeis tener un animal

 

Si vuestro modo de vida o cualquier motivo os impide tener un animal, no dejes por ello de fomentar el interés de tus hijos en ellos. Puedes llevarlos de excursión a algún zoo o a alguna granja escuela donde puedan hacer actividades con ellos. Explícales a tus hijos que no es bueno para los animales tenerlos en malas condiciones y que, por eso, vosotros no tenéis ninguna mascota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s