TAA: Una gran ayuda para niños, ancianos y enfermos

SONY DSC

Este jueves finalizaba el curso ‘Terapia asistida por animales’ que organiza la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su sede de Baeza (Jaén). Más de una decena de profesionales de la salud y la intervención social -como psicólogos, psiquiatras o terapeutas ocupacionales- y del cuidado y adiestramiento animal, han abordado la Terapia Asistida por Animales (TAA) como modo eficaz de intervenir en diferentes ámbitos de la salud, la educación y la acción social.

“Estas intervenciones se basan en la inclusión de diferentes animales -perros, caballos, gatos, delfines, etc.- en el proceso terapéutico”, explica David Ordóñez, adiestrador profesional de perros y director del curso. “El animal se incluye dentro de un equipo de trabajo multidisciplinar que integra a los terapeutas, al guía y, por supuesto, a alguna persona con conocimientos específicos de la Terapia Asistida por Animales”, puntualiza.

Morenza: “Cuando se acaricia a un animal, se reduce el ritmo cardiaco, la presión arterial y disminuyen los niveles de estrés”
Entre otros, las terapias se aplican a ancianos, niños con diferentes trastornos en el aprendizaje y personas con problemas físicos o mentales como depresión o ansiedad. “La base de este método es la gran capacidad motivadora que tiene el trabajar con el animal, que además es un poderoso potenciador de la comunicación y del apoyo social”, opina la doctora Laura Dolz, psicóloga que estudia las actividades y Terapias Asistidas con Animales como herramienta en el plano educativo y terapéutico. “Si aumentamos la motivación, reducimos el aislamiento y la apatía, generando sentimientos positivos”, coincide Begoña Morenza, directora general de Yaracan Terapia Asistida con Animales y del proyecto de TAA en el hospital de Torrejón de Ardoz.

“Los animales nos despiertan ternura, no demandan información, no nos critican, no nos juzgan y nos aceptan tal y como somos. Además, hay una serie de beneficios físicos comprobados científicamente como que el ser humano segrega Oxitocina cuando acaricia a un animal, se reduce el ritmo cardiaco, la presión arterial y disminuyen los niveles de estrés”, expone Morenza. El objetivo de estas intervenciones asistidas es utilizar estos beneficios para ayudar a mejorar la calidad de vida de los seres humanos más desfavorecidos. “La experiencia nos demuestra su eficacia con niños con cáncer, autismo, TDAH, personas con discapacidad intelectual, física y Alzheimer, siendo cada vez más las áreas de aplicación de las intervenciones asistidas con animales”, agrega la directora de Yaracan, también preparadora de perros de terapia.

El can es la estrella de estos tratamientos. De él se espera que reúna determinadas características en cuanto a comportamiento e iniciativa, que sea amigable, busque el contacto con las personas y, por supuesto, que no tenga ningún atisbo de agresividad. “No sirve cualquier perro para trabajar en terapia”, asevera Laura Dolz. “El profesional ha de estar seguro de sus conductas al 99%, además de conocer y reconocer todas sus señales, como las que indican cansancio, inseguridad o malestar”, aclara. Por este motivo, la mayoría de los perros con los que trabajan en Yaracan han sido criados por ellos mismos, conociendo el carácter, las aptitudes y la forma física de hasta ocho generaciones anteriores a ellos. “Los canes de terapia son predecibles, estables y saben gestionar el estrés de forma positiva. No buscamos obediencia en él, sino cooperación”, apunta Morenza. “Que se aproxime a la persona receptora de la sesión sólo por orden del guía no es lo deseable, ya que el usuario con el que trabajamos percibiría que la reacción del animal es inducida, no espontánea, y su respuesta sobre el estímulo-perro no sería la misma”, añade.

En Dogtoranimal van más allá. Cerditos, gallinas adiestradas, hurones o loros son los protagonistas de las terapias asistidas en función del tipo de discapacidad o situación médica del usuario y las metas que se persiguen. Entre los objetivos a tratar, hay cinco grandes áreas: la psicomotriz, cognitiva -trabajar la memoria o la percepción discriminativa-, emocional, social y comunicativa. Las características intrínsecas de cada animal facilitan la obtención de unos u otros y son los profesionales del equipo quienes evalúan y deciden con cuál trabajar.

El perro es muy flexible, se puede utilizar para casi todo. El resto de animales son más específicos para ciertas áreas

El perro es muy flexible y ecléctico, se puede utilizar para casi todo; el resto, son más específicos para ciertas áreas. Pavarotti, un loro que habla y responde a preguntas, ayuda a niños con mutismo selectivo. Los mini pigs, como Nilo, fomentan hábitos de vida saludable y favorecen la estimulación sensorial de los niños, obligándolos a estar atentos a sus gustos y preferencias a la hora de prepararle la merienda. “De esta manera conocen alimentos nuevos y aprenden a ser más autónomos, muy útil para niños con síndrome de down, retraso madurativo, trastornos del aprendizaje, hiperactividad o déficit de atención”, apunta Vanessa Carral, psicóloga y codirectora de Dogtoranimal.

El caballo es otro de los animales más utilizado en estas intervenciones. En la Asociación ACAVALL aseguran que la terapia ecuestre es muy recomendable para aquellas personas con necesidades físicas y psicomotoras. “Subirse a un caballo estimula mucho el sistema músculo-esquelético. En un minuto, nos proporciona entre 90 y 110 impulsos rítmicos, lo que genera un desequilibrio muy útil, por ejemplo, para personas con lesión medular”, cuenta Naza Hernández, terapeuta ocupacional y presidenta de ACAVALL.

“Es cierto que los perros [con los que también trabajan] tienen mayor potencial en la dimensión emocional, afectiva y comunicativa. Sin embargo, el animal que se va a utilizar en la terapia tiene mucho que ver con lo que al usuario le motive, ya que se trata de tirar de la cuerda de la motivación para favorecer su participación y así mejorar y alcanzar los objetivos propuestos”, apunta.

La Terapia Asistida por Animales empieza a desarrollarse en Estados Unidos a partir de los años 80, pero que no ha empezado a generalizarse en España hasta ahora. Los profesionales reconocen que cada vez hay un mayor interés por estas intervenciones, lo que se traduce en una mayor profesionalización y ampliación de tipología de los usuarios que recurren a ella.

Por: Alicia Rodríguez

Anuncios

4 Respuestas a “TAA: Una gran ayuda para niños, ancianos y enfermos

  1. Buenos dias !!! Qued interesantes son sus articulos, me dedico al mismo tema en ARgentina y me parece Genial intercambiar estos aprendizajes SALUDOS!!! debbie

    ________________________________

  2. Pingback: Baeza: Marzo – Abril Curso de formación permanente- Terapia asistida por animales | Educación Animal·

  3. Hola, he visto este artículo y me gustaría aclarar una serie de cosas que se mencionan en él; comentar que la parte en la que se habla de Dogtor animal referente a las terapias con animales exóticos, citando el nombre de Nilo y Pavarotti, ese “ir más allá” o la innovación con estos animales es gracias a la colaboración con Xanan Animals, siendo ellos los propietarios e iniciadores del trabajo con este tipo de animales en el mundo de las intervenciones asistidas con ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s