Todo un éxito el Curso de Introducción a las TAP organizado por la UNED

Pensar en un perro como medio para curar una dolencia resulta a priori descabellado, pero no piensan los mismo los 60 alumnos de distintos puntos de Galicia, e incluso de Castilla-La Mancha, Asturias o norte de Portugal, que este fin de semana acudieron en la Casa da Cultura de Amoeiro al Curso de Introducción a la Terapia Asistida con Perros, organizado por la Uned.

Este curso se dividió en una jornada teórica, el viernes, impartida por el profesor de Psicología Jesús Alberto Carballo y por el instructor canino y psicólogo Roberto Estévez; y en un taller práctico, el sábado, en el que se adiestró a perros de algunos de los alumnos asistentes, bajo la tutela del propio Roberto Estévez y de la veterinaria Noemí Graña.
Precisamente, el instructor reconoce la creciente aceptación de esta terapia como método complementario, que no sustitutivo, de otras con el fin de curar patologías y dolencias de la más variada naturaleza. ‘Los perros pueden llegar a influir en cualquier tipo de tratamiento, desde los relativos a la depresión hasta en casos concretos de cáncer’, explicó Estévez.

El psicólogo señaló a la soledad como otro de los grandes problemas de nuestros días, en los que los perros pueden llegar a jugar una influencia clave. Y es que el papel capital de un animal de compañía en el bienestar de una persona no tiene por qué ir ligado siempre a una patología. El bienestar personal de aquellos que tienen perros a su cuidado mejora gracias a esta responsabilidad. ‘Los beneficios de tener y cuidar a un perro son múltiples, y últimamente se han realizado estudios que demuestran que una persona que vive con un animal de compañía vive más tiempo y tiene menos riesgo de sufrir patologías cardíacas’, subrayó el instructor.
Esta mejora en la calidad de vida no sólo se tiene que relacionar con la figura canina. Se ha demostrado que otros animales, como caballos, delfines o llamas, se han consolidado en los últimos tiempos como una gran ayuda para enfermos o personas mayores. ‘Para desarrollar este curso, nosotros hemos elegido el perro como medio de terapia asistida por la simple razón de la comodidad. Por su tamaño es el animal idóneo para convivir con él en una casa y obtener los beneficios terapéuticos a la vez’, comentó Roberto Estévez.

Este tipo de terapia no es una novedad, ya que desde hace más de trescientos años se ha recurrido a la compañía de animales como medio de obtener bienestar psicológico y sanitario. El instructor canino fija en Estados Unidos y Europa los lugares donde más se ha avanzado en ese aspecto, y donde más se ha aplicado con fines terapéuticos.
De momento, los sesenta participantes en este curso introductorio han aprendido los aspectos básicos acerca del concepto de la terapia con perros, e incluso algunos ya han empezado a trabajarlo en primera persona con sus propios animales. Si se especializan, puede descubrir una nueva vía de empleo en el sector terapéutico, así como consolidad un método que parece tan sencillo como eficaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s