Ereslomejor.org busca fondos para que niños con autismo puedan recibir TAA

Captura de pantalla 2013-10-03 a la(s) 17.09.44

Hugo es un niño con TEA ( trastorno del espectro autista ) y al igual que él hay en España aproximadamente 50000 niños en edad escolar con este trastorno.

DONATERAPIA quiere abrir una ventana a su mundo y para ello necesitamos tu ayuda, con solo 5€ podrás hacer llegar una terapia asistida con perro a un niño con TEA, una pequeña aportación puede marcar una nueva etapa en su progreso.

Gracias a POCOYÓ y LOULA, HUGO está disfrutando de los beneficios de las terapias asistidas con perros para niños con TEA, y los estudios lo confirman:

• Aportes en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje: Se ha investigado que el contacto con animales estimula el habla y la interacción social en niños introvertidos. Las personas son más propicias a iniciar una conversación, reír y compartir historias cuando están en presencia de un perro que cuando no lo están.

• Aportes en el contacto con la realidad: Son particularmente beneficiosos para ayudar al niño a contactar con la realidad. Los niños con TEA se aíslan en sus propios mundos y la presencia de un animal de compañía les proporciona un poco de realidad, contactándolos con el mundo exterior. La relación con el animal le ayuda a diferenciarse del resto de las cosas, lo que se consigue por el contacto físico, el tocar. “A través del sentido del tacto, los niños empiezan a acceder al animal y a través del animal, al mundo” Dr. Boris M. Levinson.

• Aportes en la relajación y disminución de los niveles de agresividad y descontrol de impulsos: Un estudio realizado por Johannes S.J. Odendaal con perros, descubrió que sólo con el hecho de acariciarlos durante 10 minutos la presión sanguínea disminuía (tanto para la persona como para el perro) de un 5 a un 10%. Además, este estudio comprobó que las sustancias bioquímicas positivas aumentaban significativamente tanto en los animales como en las personas.

• Aportes en la concentración: Una extensa serie de estudios en escenarios de aprendizaje mostraron que los animales capturan y mantienen la atención de los niños. Calmar a los niños fue el primer paso esencial. Con su atención,agitación y agresión, movilizada y disminuida, se crea un mejor espacio para aprender.

• Aportes en el desarrollo de la afectividad: ¨Los niños que ayudan a criar animales entienden mejor el lenguaje corporal y los motivos y sentimientos de los demás¨. Los niños que tienen un vínculo con animales de compañía tienen puntajes más altos en empatía, autoestima y autoconcepto que aquellos que no tienen relación con éstos.

• Aportes en el desarrollo sensorial: Para la mayoría de los niños, la integración sensorial se desarrolla en el transcurso de las actividades comunes en la niñez. Según un estudio realizado, los niveles sensoriales y afectivos disminuidos en niños con autismo, son estimulados por los perros, que presentan estímulos multisensoriales muy potentes, además de las impresiones visuales vivas, ruidos claros y fuertes, un olor especial y una innovación en el tocar.
En resumen, el perro cumple un rol fundamental en todo este proceso, transformándose muchas veces en un compañero de juegos, un amigo incondicional que le facilitará la tarea de interactuar en forma activa con su medio ambiente para mejorar su organización corporal y social.

Estudio de la Universidad de Lincoln, Estados Unidos.

Los científicos basaron las conclusiones comparando a veinte familias con niños autistas y que convivían con mascotas, con las de niños que presentaban ese trastorno pero no disfrutan de la compañía de ningún animal. Grabaciones en vídeo demuestran que los menores con perros mejoraron la comunicación afectiva y los hábitos de alimentación y de sueño.

Estudio Reducción del estrés

Los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista científica Psychoneuroendocrinology y se basa en el estudio de los niveles de hormona cortisol, conocida como hormona del estrés, obtenida de la saliva de 42 niños con autismo.

Los resultados obtenidos a partir de la relación con los perros entrenados en la Fundación Mira de Quebec, mostraron que los perros tuvieron un gran impacto sobre los niveles de la hormona del estrés en los niños.

Según los estudios, dos semanas antes de que lo perros llegaran a los hogares de los niños, el nivel de cortisol se mantenían en un 58% en los picos de actividad diaria, siendo entre 30 y 40% el máximo de cortisol registrado en una persona sin autismo, pero con la presencia de los animales los niveles de la hormona caían hasta alcanzar el 10%. En apenas cuatro semanas, cuando los perros fueron recogidos de las casas, los niveles de cortisol en los niños se dispararon a un 48%. Según el testimonio de los padres, con la llegada de los perros pudieron notar una disminución de los comportamientos problemáticos.

Desde Eres lo Mejor no queremos cambiar el mundo, queremos mejorarlo y al igual que HUGO ha obtenido la ayuda de POCOYÓ y LOULA, todos los niños con TEA deberían de tener la posibilidad de hacer progresos.

Ayúdanos a ayudarles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s