Supera su fobia a los perros gracias a un rottweiler

hocico--rottweiler--amigo-de-mascotas_3259132

Un ejemplar de rottweiler de la unidad canina de la policía local de Alicante ha ayudado a superar el pánico a los perros de una joven de 18 años que hace unos meses sufrió mordeduras graves de un ejemplar de la misma raza.
La joven, Alicia Martínez, y el oficial responsable de la unidad canina, Sergio Melgares, han relatado hoy a los periodistas este pionero uso terapéutico del perro-agente, una iniciativa que abre el camino para nuevas colaboraciones a favor de víctimas de mordeduras.
El 28 de junio de 2013, la víctima caminaba por una rotonda cercana a su casa en Mutxamel con unos auriculares en los oídos cuando pasó cerca de una casa con la puerta abierta de donde había salido un rottweiler.
El perro acababa de atacar en los glúteos a un hombre que logró escapar trepando a un árbol cercano, y a continuación el can causó heridas graves en los brazos y espalda a Alicia Martínez.
La joven fue rescatada por un conductor que pasaba por la zona, que hizo frente al perro y metió en su coche a la chica para esperar a salvo a una ambulancia.
Tras recibir el alta médica del hospital, Alicia se dio cuenta de que le había surgido una intensa fobia a los perros que provocó, incluso, que se negara a salir de casa con sus amigos ante la posibilidad de que en la calle pudieran cruzarse con algún animal.
“Cuando salí (del hospital), la primera vez que vi a un perro no me esperaba que fuera a sentir todo eso: no lo entendía porque antes cuando veía uno me sentía tranquila y me acercaba a jugar con ellos”, ha relatado.
“He llegado a quedarme en casa porque mis amigos se iban a pasear y sabía que podría ver perros. No iba porque para pasarlo mal y ponerme a llorar… no voy”, ha comentado Alicia, que en el momento de la agresión tenía 17 años.
Durante ocho sesiones a lo largo de dos meses y con la colaboración de la policía local alicantina, Alicia ha realizado varios ejercicios de aproximación a un pastor alemán, primero,y después a rottweiler de 18 meses, “Koldo”, del que tenía mucho miedo al principio y con el que ha acabado siendo amigo, hasta el punto de atreverse a darle de comer una salchicha colocada en su propia boca.
“Ha sido lo mejor que podían haber hecho por mí porque ahora si voy por la calle y me cruzo con un rottweiler, me siento tranquila”, ha asegurado Alicia.
El oficial que ha ayudado en esta iniciativa, Sergio Melgares, ha relatado que contactaron con Alicia, una joven a la que ha calificado de “valiente”, después de saber que se había sometido durante seis meses a tratamiento psicológico para superar la fobia a los perros, sin éxito.
“Le ofrecimos nuestra ayuda y nos ha salido bastante bien”, ha subrayado.

Fuente: La Verdad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s